del blog de omar… perdon, de moto

leyendo un post en el blog (ahora web) de mi amigo motoratón, pude ver esta foto:

inmediatamente se me vino a la mente este personaje:


y me volvió asaltar una pregunta: ¿pueden dos presonas sin relación de parentezco parecerse tanto? y por último pude concebir en mi mente algunos otros ejemplos. Seguir leyendo

Primera carta que no enviaré

Este texto lo tengo en mi bandeja de Borradores hace casi dos semanas, aun no me atrevo a mandarlo. ¿Qué espero? Un simple Sí.

Guardado en la carpeta de Borradores (1):

Hoy me di cuenta que soy un cobarde. Me refugio tras las palabras porque sé que es una de las pocas cosas que sé hacer bien. Pero quizá esté bien – digo, hacerse el cobarde – al enfrentar algo tan grande, tan complejo y tan particular en cada experiencia como es el amor.
Un sentimiento con demasiadas tonalidades, que generalmente empieza siendo de colores tenues – en la etapa inicial de dudas y cuestionamientos – y llega a transformarse en un rojo intenso capaz de destruir el mundo y romper corazones (o tal vez juntarlos, ¿por qué no?); y en esta etapa – la del rojo intenso – es lo único que nos mantiene vivos.

Seguir leyendo

“que dios -en su cumpleaños- nos ayude”

este post es, sobre todo para mi comodidad. y es que me da flojera mandar un mail a cada uno por navidad y, me llega al pincho cualquier acercamiento a una cadena (las únicas que me vacilaban eran las del verano pasado). por eso pasen la voz a toda la gente de la existencia de est post.

bueno, en todo caso, este post es más para depedirme de todas aquellas personas que siendo realista, algo que nunca quiero sere, tal vez ya no volveré a ver. ha sido increíble conocerlos a cada uno de ustedes y les pido me metan un lapo si es que algín día me cruzo con ustedes y no los saludo.

lo primero: feliz navidad para todos… y para cada uno de ustedes(en este orden están en el directorio de mi celular):

-adrián: espero que seguir viendo el rachi cuadrado frente a la casa de cae por lo menos un añó más.
Seguir leyendo

(vivo desconcertado por un) futuro incierto

cuando sales del colegio y decides ir a la universidad sabes dónde vas a pasar los próximos cinco años de tu vida. pero al salir de la u, creo yo, debemos estar listos para afrontar una verdad cruda e inevitable: el enfrentarte a la incertidumbre de no saber a dónde diablos ir.

es como empezar de cero, ahora sin ayuda -es decir, sin la ayuda de antes- y debiendo demostrar todo lo aprendido. yo no puedo quejarme de los conocimientos que he ido adquiriendo en estos 5 años. tanto dentro como fuera de las aulas he tenido maestros de todo tipo, pero en estos momentos quisiera regresar en el tiempo esos años y repasar la lección, por lo menos dos veces más y estar listo de lo que pueda venir.

en verdad he notado que a lo que le temo no es al futuro o a la incertidumbre de no saber qué hacer y a dónde ir después de graduarme. lo que realmente me aterra es el hecho de decepcionar a quienes a lo largo de los años han depositado su confianza en mí. sin quererlo, esas personas, me hacen sentir obligado a retribuirles algo. lo difícil -imposible- es poder cubrir las expectativas de todos.

es muy parecido a mi visión de la muerte -otra hecho que es parte inevitable de nuestro futuro-. yo no tengo miedo de morir, a lo que le temo es a saber que mi muerte -aunque no suene nada humilde- afectará a los seres que quiero.

si yo no hubiese aprendido de la gente que quiero durante mi vida no tendría el miedo de no demostrar de qué ha servido esa ayuda . otra verdad es que sin ellos, fácil, no sería nadie. la gente espera cosas grandes de nosotros, que lleguemos lejos, pero nadie nos dice cómo hacerlo.

pronóstico tardío del tiempo (y no porque me parezca a abraham levy)

la lluvia fue todo lo que dijo gallín hoy día: techo perfectamente blanco, gotitas que acompañan los pasos de algunos y las correrías de otros, parabrisas, parabrisas, limpiaparabrisas, charquitos en la pista listos para ser pisados y mojar al compañero de caminata. pero -a veces- es mucho más

a veces -cuando el abrigo está preciso- es bravazo salir coriendo por las calles y sentir las gotas en tus párpados cerrados; proteger con tu capucha el cigarro y evitar su intempestiva muerte a causa del agua; pararte de una banca y notar que todo alrededor tuyo -menos el lugar donde estuviste sentado- está mojado.

otras veces -cuando la ropa no es suficiente para proteger a uno- es bravazo, y cague de risa, correr para ocultarse de la lluvia y encontrar una cálida caverna, templo de la sequedad. mientras más pequeño el refugio y mientras más cerca estén tus pies de mojarse, mejor -eso es vivir al límite-.

cuando es de noche, la lluvia se puede ver mejor si es que uno mira la luz de un poste y la tapa con el dedo y los insectos, surgidos por el fenómeno climatológico, también se se pueden apreciar aleteando en contraluz.

pero nada como la lluvia en la playa, frente al mar. nada menos pensado -y tan fregado- que joder un paisaje que siempre se piensa que va a ser cálido. y al mismo tiempo, es como si las gotas se esfuercen por alimentar de agua el mar… nada más inútil

el pronóstico tardío del tiempo de hoy: perfecto

Tierrita mojada

Esta mañana tuvimos agüita. Nada espectacular en sí mismo, pero ver llover en Piura es una de las cosas que más me gustan. Es como si la ciudad entera se transformara. Por un lado, el cielo blanco cerrado me recuerda a esas mañanas de agosto en que vagaba por Lima haciendo tiempo para encontrarme con alguien por quien esperaba meses de meses para verla (valga la chanfaina gramatical), así que hay recuerdos cariñosos de por medio. Por el otro, la lluvia en el desierto es por naturaleza un evento digno de celebración y revitalización. La arena se humedece y se asienta, sin llegar a enlodecer. No hay calor ni sol que jodan, en especial en esta época, sólo gotitas que le cambian el color a las cosas, que ponen a los carros sobre aviso para que vayan suavecito y hacen a la gente guardarse para no mojarse. Así que todo el alboroto de un martes a las once de la mañana se convierte en un tintineo rítmico y gentil sobre las calaminas (o fibraforte o eternit o lo que tengas). Incluso me gustaba cuando llovía por El Niño, al menos los primeros días, antes de que los desagües se hicieran popó (literalmente). De noche es rico meterse a la cama a leer mirando las gotas golpear en la ventana, como Sebastián en la Historia sin fin, y que te acabe arrullando el sonido durante toda la madrugada. Tanta tranquilidad me ha puesto zen.

easy like sunday morning (o la mejor “censación” de mi vida)

encontrado también en huevonauta

a pesar de que me acosté a las 3 am (sin necesidad de haber tomado), me levanto temprano en la mañana y ya todos están en la cocina desayunando. la conversación con mi familia adoptiva se torna muy amena. de repente suena el timbre y cae, como siempre dice, dice “¡no voy!”; el resto sigue sirviéndose y jossie no entiende nada. por eso me encamino a abrirle la puerta al amigo empadronadror que, para mi sorpresa es la chica más perefecta del mundo, mejor aún que jennifer connelly en rocketeer.

ella es simple en su forma de ser y en su belleza, tan simple que es imposible describir incluso su sonrisa. todos en la casa la adoraron, no importa si hace preguntas estúpidas y es aún muy temprano para tener que soportarlas, ella logra que nosotros respondamos una por una con una perenne sonrisa. sonrisa que se termina junto con la censación (de censo) de esta chica que ya tiene que partir.

voy acompañándola a la apuerta y le pregunto si puedo ir con ella porque me hace acordar a una amiga que tuve hace años y que hasta ahora camina por mi mente. ella refuerza ese recuerdo con una sonrisa nerviosa y me hace sí con un gesto hermoso.

Seguir leyendo