La naturaleza no deja de sorprendernos

Había terminado de almorzar cuando decidí comer fruta después de 15 meses de alimentarme a punta de cebada y Lucas Burguers. Esto fue lo que me encontré.
No sé de dónde vino ni qué explicación tiene. Si alguien me puede ayudar, estaría muy agradecido, porque sigo teniendo hambre y no sé si comérmela o exhibirla en un museo.
Ya por si las moscas le he hecho su vitrina:

(dedicada este jueves de locura al pelado Chávez por recomendarme hacer huevada y media)

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s