La entrevista a Kusunoki (a.k.a. Aritomi emo)

Entrevista en tres partes a José Kusunoki Gutiérrez, comunicador, re-rediseñador de la web de El Comercio y propietario del blog, InBITado. Nos dio una charla sobre blogs para Nuevos Medios el viernes, y aunque dijo que gracias a la Web 2.0 esta entrevista pudo haber sido grabada y publicada al salir del ex-avión (FCom, hasta eso nos quitas), no contó con la astucia de unos virus (de los biológicos) que me tumbaron del viernes hasta anoche. Así que recién ahora me dio la chirimoya para postear, y como el WordPress de la refurinfunflay no me deja embedar los audios en el Gua, los pongo acá.

Parte 1: La revolución de los blogs, automoderación, cultura de Internet y blogs en el Perú (7:05).

Parte 2: El periodismo ciudadano y su impacto en los medios tradicionales (7:08).

Parte 3: Riesgos de los blogs, presiones externas, posibilidades de crecimiento y beneficios económicos (6:33).

También tenía una caricatura pero me da flojera escanearla.

Anuncios

hollywood ending

 

pasé una pésima noche, me acosté tarde y pa concha no dormí bien. me tuve que levantar temprano para ir a mi clase de nuevos miedos que transcurrió como cualquier otra (no atendí nada y me cagué de risa toda la clase desconectando el mouse de lorni). con mucho sueño regresé a mi casa recordando que en la tarde tenía una chamba: cuidar examen de reda de 3 a 6 de la tarde. lo hice y por eso me perdí otra pichanga con mis amigos. estuve parado viendo a unos chibolos y a franco briceño escribiendo un reportaje narrativo, a las 6 de la tarde aún quedaban personas (incluído franco).

al salir del examen no encontré a nadie en las oficinas para entregar los exámenes que había cuidado. me enfadé, estaba asadísimo, hasta que los pude devolver. ximena, con quien me había encontrado momentos antes, me dio una sorpresa que había estado esperando toda la tarde: unas rifas valuadas en 20 soles que tengo que pagar antes de fin de mes. lo que nunca entendí fue por qué no me dijo antes lo que me iba a dar y me dejó en suspenso toda la tarde.

ya saliendo de la u con luis calle y la glo sucedió algo que califico como mágico: en la salida de los taxis se paralizó el tráfico. yo grité: “carros de mierda por qué tienen que frenar así”. de repente, en un instante que empezó en confusión, transcurrió en emoción y terminó en una melancólica sonrisa, mi profesora susana herrera salió de un taxi, corrió hacia mí y me abrazó. dijo: morris, cuidate mucho… esto es como las películas… y el resto no lo recuerdo. y yo sólo respondí: tú también cuidate y saluda a jose luis (su esposo) y a tus hijas. y partió haciendo adiós con las manos. susana regresa a su natal españa a trabajar, quien sabe si para siempre. la sonrisa que me produjo ese momento no se me borra hasta ahora de la cara. es una sonrisa de sorpresa y, sobre todo, de tristeza.

fue el colofón menos esperado para un día apestosamente normal. susana nunca me llegó a enseñar televisión y mucho menos cine, pero de ella aprendí que los finales de película no sólo suceden en la ficción.