Apología de mi currícula universitaria

Tras los elaborados esfuerzos de algunos colaboradores de este blog por disminuir, o incluso ridiculizar la importancia de algunos de los cursos designados en nuestro plan de estudios (del cual tenemos conciencia desde nuestro primer mes de clases, días más, días menos), he decidido enmendar semejante injusticia y levantar mi voz en defensa de mi casa de estudios. No me parece justo, para empezar, criticar cursos que se piden sólo para llenar créditos rápido sin ir ni a una sola clase. Yo me zurré buena parte de mi curso de Comark 1, entre muchos otros, y la verdad es que apenas me dijeron que no se descontaban puntos por inasistencias yo ya estaba en la banca, mirando a la gente pasar (¡qué tales gentes!) y jugando al Tetris en mi Pocket-PC.

A continuación, una lista de cursos aparentemente inútiles de la currícula de Comunicación de la Udep, que sirven para más de lo que la observación superflua y ociosa permite ver:

Geografía Humana y del Mundo: para que te enteres de que la capital de Bielorrusia no se llama Bielomoscú. Y porque hasta el hombre políticamente más poderoso del mundo hace el ridículo cuando no sabe dónde miércoles está Iraq.

Historia Universal 1 y 2 + Historia del Perú: porque la historia de las mentalidades sirve más que la de nombres y fechas. Acabas entendiendo cómo funciona la gente (desafortunadamente, la respuesta suele ser ‘a punta de verdades entendidas a medias y mucha hambre’).Introducción a la Filosofía, Antropología Filosófica y Filosofía Moderna: porque frases como “pienso, luego existo”, “conócete a ti mismo” y “Dios ha muerto”, entendidas fuera de su contexto histórico y filosófico, terminan interpretándose de las formas más imbéciles posibles (ver anotación del punto anterior).

Metodología del Estudio: acá no tengo argumento, recién aprendí a hacer resúmenes y mapas conceptuales en tercer año.

Literatura Hispanoamericana: gracias a este curso puedo entender mejor los números de Les Luthiers y saber que hay más que huaynos, jarabes, sambas, cumbias y tangos en el continente. Aparte, se pierde uno de mucho cuando estudia la literatura “universal” eurocéntrica.

Matemática Básica: esta es fácil, sirve para hacer las cuentas a la hora de armar presupuestos de trabajo o pozos para la cerveza.

Historia del Periodismo: nunca sobra uno que otro viejo truco editorial para sacar adelante al periódico, y eso no te lo enseñan en Redacción. Y si ya se inventó, ¿para qué perder tiempo volviéndo a inventar exactamente lo mismo?

Deontología + Derecho de la Información I, II y III: porque más burro es el que se deja demandar de puro ignorante que el que sabe hasta dónde llegar sin fregarse a sí mismo ni a los demás. Y aprendes que hay mataperradas que ni como practicante te pueden hacer. Allá tú si te dejas.

Empresas de la Comunicación I, II y II: así aprendes a leer las señales en el periódico y sabes el momento oportuno para huir del país antes de que regrese la hiperinflación. Las dos últimas para que te hagas la idea de que tendrás un mínimo de 3 jefes y ninguno de ellos va a saber qué se supone que deberías estar haciendo.

Y hablando en serio, soltar profesionales del cartón para afuera, con las deficiencias de cultura general que uno se encuentra, sería irresponsable por parte de cualquier universidad. ¿Se imaginan qué pasaría si intentaran comprobar qué hemos aprendido realmente después de 5 ó 6 años? ¿O si descontaran créditos por horas no asistidas durante ese tiempo?

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s