una vez estaba tan aburrido que…

estoy tan aburrido en mi chamba -no hay nada que hacer hoy día- que sería capaz de escribir 10 posts seguidos. pero como no los quiero aburrir con mis historias de la infancia que todavía no acaba, propongo que este post sea interactivo.

la dinámica es esta: yo contaré una huevada que hacía -o hago- cuando estoy tan aburrido como ahora:

ejemplo: mi hermano y yo estábamos tan aburridos que inventamos un juego que consistía en acostarnos en nuestras camas (cada uno en la suya) y arrojarnos (en movimiento parabólico de cama a cama) una pelota (durísima) hecha de medias. el que se movía, perdía. nuestro objetivo, claro, era darnos en los testículos (nunca descubrimos un lugar más doloroso que ése)

ahora ustedes pueden escribir sus experiencias de aburrimiento en ese espacio donde antes escribían sus comentarios. como los que generalmente leemos, escribimos y comentamos en este blog somos amigos o conocidos, propongo que premiemos, el primer día de clases en la u, a la mejor anécdota (se considerarán: nivel de desesperación (aburrimiento), ridiculez, humor, creatividad y, a apedido de nancy salas, competencia comunicativa). por supuesto debe haber una forma de probar que lo que dicen es verdad.

anímense muchachos, no tengan vergüenza. si nadie escribe ningún comentario, este post fue por las huevas. y pasen la voz a la gente que no lee hace tiempo el blog para que anecdoteen también.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s