una vez estaba tan aburrido que…

estoy tan aburrido en mi chamba -no hay nada que hacer hoy día- que sería capaz de escribir 10 posts seguidos. pero como no los quiero aburrir con mis historias de la infancia que todavía no acaba, propongo que este post sea interactivo.

la dinámica es esta: yo contaré una huevada que hacía -o hago- cuando estoy tan aburrido como ahora:

ejemplo: mi hermano y yo estábamos tan aburridos que inventamos un juego que consistía en acostarnos en nuestras camas (cada uno en la suya) y arrojarnos (en movimiento parabólico de cama a cama) una pelota (durísima) hecha de medias. el que se movía, perdía. nuestro objetivo, claro, era darnos en los testículos (nunca descubrimos un lugar más doloroso que ése)

ahora ustedes pueden escribir sus experiencias de aburrimiento en ese espacio donde antes escribían sus comentarios. como los que generalmente leemos, escribimos y comentamos en este blog somos amigos o conocidos, propongo que premiemos, el primer día de clases en la u, a la mejor anécdota (se considerarán: nivel de desesperación (aburrimiento), ridiculez, humor, creatividad y, a apedido de nancy salas, competencia comunicativa). por supuesto debe haber una forma de probar que lo que dicen es verdad.

anímense muchachos, no tengan vergüenza. si nadie escribe ningún comentario, este post fue por las huevas. y pasen la voz a la gente que no lee hace tiempo el blog para que anecdoteen también.

buenos días perú

lo que más odiaba cuando era chibolo, era el tener que levantarme temprano para ir al colegio -peor aún si era lunes y me había quedado hasta tarde viendo la serie rosa-. mi mamá era experta en prender la luz justo cuando, en mis sueños, iba a agarrar con la chica que me gustaba o me iba a ganar la tinka. el escuchar “¡mauricio ya despiértate!” con la musiquita de buenos días perú de fondo, me hacía pensar en lo lindo que sería ser hemipléjico o ciego para no tener que ir a ese horrible lugar. tanto me aferraba a mi cálido y confortable capullo de sábanas que, para sacarme de él, mi señora madre tenía que recurrir a técnicas infrahumanas como tirarme agua o encender la licuadora para preparar el jugo del desayuno.

el alimento más importante de mi día consistía en un vaso de jugo de naranja con papaya y una taza de leche bien cargada de café. como mi estómago aún seguía durmiendo -quien como él- nunca pude digerir bien los alimentos tan temprano y, por eso, ni me atrevía a embutirme un pan. aparte sólo tenía 8 minutos antes de que llegue la movilidad así que ni pensar en un cague.

la combi llegaba a las 7 de la mañana -viejo de mierda que me recogía primero y me dejaba al último-. ya en la carretera -mi colegio quedaba en las afueras de chiclayo- iba tomando conciencia del mundo real. durante el día iba metiendo mis cabeceadas hasta que llegaba el recreo de las 10, momento en que, mientras el resto jugaba fútbol, yo continuaba mi sueño de protagonista de la serie rosa. lo peor de todo es que, como no digería bien el desayuno, me daban unos dolores de barriga bien chingaos. yo sufrí mucho siendo escolar.

narro esta historia porque temprano en la mañana de hoy lunes 29 de enero del 2007, a más de 4 años de haber salido de colegio, inconscientemente le dije a mi tía. “mamá no jodas, déjame faltar hoy día al cole”.

 

*no sé por qué chucha tengo que dar explicaciones si puedo escribir lo que me da la soberana gana en este blog*

soy un hincha (no soy ser humano)

somos la barra más grande de perú por mi mare (somos un grupo de idiotas que se reúne a ver futbol, drogarse, tomar y hacer actos delictivos). amamos ala U mas que a nuestras gilaris pe y vamos a todos los partidos de la crema pe (tenemos una seria desviación en nuestros sentimientos quer hace que tengamos una gran estima por un equipo de fútbol que no ha hecho nada por nosotros y gastamos plata que debería ser para comer en ir al estadio). como lolo sólo el puma, ese conchesumare sí jugaba como los machos (admiramos a un tipo que juega mal fútbol y destaca por su idiotez y por su juego sucio en la cancha).

cuando el partido tasta el culo, nos empinchamos y les sacamos la mierda a los de la otra hinchada pe (cuando no podemos aceptar que somos unos idiotas por creer que nuestro equipo va a ganar, nos desquitamos con los hinchas del equipo que es mejor que el nuestro). ta que les sacamos la concha de su madre por rosquetes (somos capaces de matar con cuchillo, a palazos, a pedradas y no nos importa que sean niños o mujeres, no nos importa que sufran). ta que somos recontra pendejos a ver quien chucha se mete con nosotros (podemos destruir los estadios y la ciudad a nuestro paso y la gente nos tiene miedo).

¡esa es la U el mejor de los equipos, ese equipo se llama la U! (creo en un dios llamado la U, él me perdona por todos los pecados antes mencionados. amén)

 

*este post no sólo va dedicado a los hinchas de universitario. va para cualquier tipo de fanático.

SABADO: una película en tiempo real.

La renovación del cine chileno ya tiene nombre según muchos críticos del país del sur: Matías Bize ha logrado a través de tan solo dos películas hacerse de un estilo propio y de reconocimiento internacional, una tendencia que siguen muchos directores noveles de Latinoamérica. A continuación, una mirada a su opera prima: Sábado, una película en tiempo real.

La primera película del chileno Matías Bize (Santiago de Chile, 1979) se promocionó como la primera película en tiempo real de Latinoamérica. Pero después de verla un par de veces, pienso que la película encierra mucho más que un largo plano secuencia de una hora de rodaje.

Encuentra la crítica completa en:
http://www.cinencuentro.com/2007/01/13/sabado-una-pelicula-en-tiempo-real-2003/

La lima de Motoratón

Seguro les ha pasado, y ahora seguro mucho más, preguntarse: ¿y a qué se ha ido a lima? ¿dónde va a practicar? ¿Si estará practicando o lo huevearán en la chamba?

Bueno, ayer, en la reunión miraflorina de los pocos mangaches presentes que acudieron puntual – es un decir, nadie llegó “puntual” porque algunos llegaron adelantaos y otros recontra atrasados. – me enteré a qué vino MOTO el año pasado, y es muy simple de saber a qué vino porque como dice el dicho: el león mostró las fauces (así se dice no).

No vino a practicar, tampoco vino siguiendo a su señorita enamorada que parece que por esos tiempos estuvo por estos lares capitalinos practicando y apareciendo esporádicamente en cámaras de TV (poniendo los micros en las conferencias de prensa pero apareciendo al fin y al cabo) El MOTO – con mayúsculas para reafirmar el apodo que conocemos los que convivimos con él en Piura – no vino a chambear en panamericana ni en ninguna productora local. Se vino a recorrer los huecos mañosones fichos y para público C- D Seguir leyendo

“Lo hacemos por deporte”

1.- Con P de Patria. “En el papel perder ante Brasil y Paraguay está entre los cálculos, por lo que aspiramos pasar sobre Chile y Bolivia para quedar en el tercer lugar de la serie y clasificar a la siguiente fase”, palabras del argentino José Luis Pavoni, entrenador del seleccionado sub 20 de fútbol, que participa en el sudamericano de la categoría, en Paraguay.

Es martes,estoy cansado y me he quedado despierto hasta pasada la medianoche para ver la repetición del debut peruano frente a Brasil. Estoy viendo el minuto 45 del segundo tiempo y los equipos empatan a un gol por lado. “Buen resultado”, pienso. Un remate inofensivo por derecha llega al área peruana,el central falla en el rechazo,el arquero se sorprende y gol. Un minuto después acaba el partido y la victoria es carioca. No faltaba nada,el empate estaba sellado,pero Pavoni lo había dicho,”con Brasil tenemos que perder”. No se hable más. (por mi mare que hasta lorni podría ocupar su puesto).

Y claro,como Pavoni dijo que con Paraguay también debemos perder, así fue. Ví el partido en directo.Con dos latas de pilsen y en un cuarto que huele a soledad y silencio. Para los que viven con intensidad el fútbol,perder de esa manera sólo puede generar rabia y frustración. Dicen que el entrenador fue lo más realista posible; lo cierto es que nuestro nivel es discretísimo en Sudamérica y el tiempo de preparación fue escaso, pero mandarse con eso justo un día antes del debut?……en fin, hablar de fútbol y de deporte en el Perú da para rato. Digo hablar,sólo hablar. En fin, si sigo el pensamiento del entrenador,debería estar tranquilo,a Chile y Bolivia debemos ganarles. Es lo que dijo,no?…quiero pensar que así será,en serio,peeeeroooo,creo que no la hacemos, viendo a Chile,mmmmm,de lejos es más equipo,en fin.

Seguir leyendo

Un grato decubrimiento

Hace poco he tenido la oportunidad de prestarle atención al cine asiático, particularmente al japonés y al coreano. Dentro de la búsqueda de películas de esta parte del mundo, he logrado visualizar filmes de directores de distinto calibre: Takeshi Kitano, Park Chan Wok, los Hermanos Pang, Won Kar Wai, Hazao Miyazaki y Takeshi Miike.

Pero esta semana, por recomendación de un amigo, he podido ver recientemente Tetsuo, el hombre de acero (Tetsuo, the iron man 1989)del director japonés Shinya Tsukamoto. Un film violento de principio a fin pero que sin duda es referente de muchos de los nuevos filmes alternativos y fantásticos de la nueva generación asiática post 90’s.

Seguir leyendo